miércoles, 4 de enero de 2017

Reseña: Charlie y la Fábrica de Chocolate - Roald Dahl



 
Título: Charlie y la Fábrica de Chocolate
Título original: Charlie and the chocolate factory
Autor: Roald Dahl
Libro: 1/2
Editorial: Me gusta leer Uruguay (PRH)
Sello: Alfaguara
Páginas: 199
Precio: $360
Encuadernación: rústica sin solapas

SINOPSIS: El señor Wonka, dueño de la magnífica fábrica de chocolate, ha escondido cinco billetes de oro en sus chocolatines. Quienes los obtengan serán los elegidos para visitar la fábrica y ganar un fabuloso regalo. Charlie tendrá la fortuna de encontrar uno de esos billetes y, a partir de ese momento, su vida cambiará para siempre.




MI OPINIÓN:

Tenía muuuchas ganas de empezar a leer a este autor, porque son libros clásicos e infantiles, y quería leer ambas cosas. Muchas de las películas de mi infancia, como Matilda y Charlie y la Fabrica de Chocolate están basadas en sus libros, y esas películas me encantan hasta el día de hoy (aunque tengo ciertos problemas con ellas actualmente, ahora les cuento). Entonces decidí empezar a leer sus libros de a poquito, de paso mi hermana mas chica los lee y se entretiene más que yo incluso.

Si no han visto ya la película de este libro, o no lo han leído, les cuento de que va, aunque seguramente tengan muchas ideas jaja. Bueno, Charlie es un niño muy pobre, que vive con sus padres, y sus cuatro abuelos. Su casa está muy rota, hay goteras y el frío del invierno es imparable. Lo único que comen es un caldo todas las noches, y alguna verdura en la mañana. Hay una cosa que siempre hace deleitar a Charlie, y es el chocolate. En todos sus cumpleaños le regalan una tableta de chocolate de la fábrica de Wonka, la más grande e innovadora del mundo, con el dinero que sus padres ahorran día a día.

La fábrica de Willy Wonka es un gran misterio para el mundo; a pesar de ser la mejor, hace más de 10 años que despidió a todos sus obreros, para que no robaran sus inventos, que volvían locos al mundo entero: chicles que nunca pierden el saber, caramelo que nunca acaban, el maravilloso e inigualable chocolate, etc. Pero nadie sabe como se hace, ni quien le ayuda a fabricar estas golosinas. Hasta que un día, el mismísimo dueño; Willy Wonka, decide hacer un recorrido por su fábrica invitando sólo a 5 niños, de cualquier parte del mundo. Para poder ir, debes encontrar uno de los 5 tickets dorados que se esconden en 5 tabletas de chocolate Wonka.
Y... creo que es medio obvio, Charlie es uno de los afortunados! Y allí se encontrará con niños muy diferentes a él, a los cuales les faltan muchas enseñanzas. En este recorrido, Charlie y los demás niños descubrirán mucho más que las maravillas que se esconden detrás de las paredes de la fábrica.

Es un libro muuuy cortito, menos de 200 páginas, con letra muy grande, así que mejor no les cuento nada más. Para empezar a contarles lo que me pareció, les digo que el estilo de escritura del autor es muy lindo y fácil de entender, perfecto para los niños. Si bien tiene palabras que son de un vocabulario adulto, nos las explica en el contexto. Además, todo está redactado de una forma muy inocente, pero que te dice lo que te tiene que decir, o sea, el autor no anda diciendo las verdades disfrazadas; te las tira arriba, como un golpe, y eso me gustó mucho.

(Contándoles el por qué las películas -y también los libros- generan un conflicto en mi actualmente, bueno, ya no veo las cosas como antes (?. Los Oompla Loompas, unos series pequeños que existen en este libro, ya no los veo como seres pequeños, si no como aliens secuestrados, típico de un episodio de The X Files, y Matilda, querida, que haces volar cartas y cucharas, sos una Carrie 2.0. Pero esto es sólo un paréntesis jajaja, ya fue mi infancia inocente :'( )

¿pueden creer que sea Norman Bates de Bates Motel?!
La mejor parte del libro fueron las primeras 100 páginas, cuando está todo el misterio y desesperación por encontrar el ticket dorado, se sienten muchas emociones juntas al ver a la pobre familia de Charlie festejando por una pequeña luz que ilumina ahora sus vidas. Me encantó. Luego ya en a fabrica me aburrió un poco, aunque debo decir que la imaginación del autor es tremenda, para poder inventarse ríos de chocolate, y todos esos inventos geniales. Cada niño recibe una enseñanza, y también queda en el lector.

En resumen: Charlie y la Fabrica de Chocolate es un libro muy entretenido y original, que a pesar de las pocas páginas, se construye una historia muy sólida y llena de enseñanzas. Una prosa muy simple, pero llena de verdades, y con capítulos cortos, que se leen en nada. Las ilustraciones acompañan a la imaginación del escritor a la perfección, y nos ofrecen una película muy linda y entretenida. Muy recomendado y en especial para los mas chicos!

*Por más info, visitar: goo.gl/tT7F7b

*Muchas gracias a Penguin Random House por el ejemplar!!

2 comentarios:

  1. Que lindo! me dieron muchas ganas de leerlo! mi hermano pequeño necesita leer algún libro así, no dudo en conseguirlo, y si te gustó, mejor aun :)
    la película siempre me encantó, gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  2. Holaaa!
    Amo a este libro y amor a Roald, y justamente una de las cosas que más me gusta de su estilo es algo que remarcas: escribe para chicos pero no los trata como chicos. Me gusta que sea directo y a veces hasta medio cruel con las cosas que narra.
    Es cierto que la parte de la fábrica tiende a aburrir, yo la siento más pensada para el público chiquito que gusta de reiteraciones y disparates así (aunque la escena de los eructos es lo más jaja).
    En sus memorias, que son demasiado geniales e ingeniosas, Roald cuenta como se le ocurrió este libro cuando era solo un chiquito y yo lloré. Bien fan jaja (estaba comiendo muestras de chocolate, no es mucha ciencia, pero yo lloré igual ante la perspectiva que ese nene que comía chocolates no tenía idea de lo qué iba a ser cuándo el creciera esa historia (? jajaja)

    Un abrazote

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...